Sevilla son sus barrios o casi

En la ciudad de Sevilla, que suele lucir las mejores galas en los días de fiesta y en los momentos que se precisan para seducir con sus indudables encantos a los turistas que se sumergen en ella, muchos barrios se encuentran en una situación cada vez más deficiente. Un ejemplo del abandono que muchas barriadas de la ciudad hispalense sufren queda evidente en Tres Barrios, donde el 62% de las viviendas se encuentran en un estado ruinoso y donde las fachadas ofrecen un aspecto verdaderamente desolador y descuidado.
En Los Pajaritos, La Candelaria y Madre de Dios, que conforman el núcleo de Tres Barrios, a los que se une el colindante barrio de Amate, viven unas 25.000 personas, de las que, aproximadamente, unas 5.000, la mitad de la población activa de la zona, se encuentran en desempleo desde hace más de 15 años. Las cifras, terribles, dan una muestra de la situación en la que se encuentra esta zona, muy próxima a barrios más prósperos, como Nervión o Juncal.  sevilla
Más de la mitad de las viviendas de esta zona tienen menos de 45 metros cuadrados y casi la totalidad de los edificios carecen de un ascensor. El abandono de las calles y la suciedad que puede apreciarse en ocasiones se unen al deterioro de las viviendas y al mal estado en el que se encuentran los edificios públicos.
El tráfico de estupefacientes y las altas tasas de drogadicción no ayudan a que mejore el escenario de unos barrios obreros que han visto empeorar su día a día con la llegada de vecinos de zonas más conflictivas o con la puntilla que la crisis ha supuesto para muchas familias que aún lograban vivir de forma cómoda tras haber resistido a la desindustrialización de los años 80.
Más del 76% de los vecinos carecen de estudios básicos, cuando en el resto de Sevilla la media es del 54%. El analfabetismo llega al 10% en el caso de las mujeres y en los colegios el absentismo es del 35%. Este panorama, que poco invita al optimismo, contrasta con las promesas de prosperidad que las instituciones políticas llevan lanzando desde hace lustros.

El aeropuerto de Sevilla en datos

El aeropuerto de Sevilla registró en 2015 un tráfico de 4.308.852 pasajeros, un dato que se traduce en una subida del 10´9% en comparación con el año anterior. Estas cifras son las mejores que se cosechan desde 2011 y vienen impulsadas por lo bien que se comportó el flujo de viajeros tanto en la actividad internacional como nacional.
AENA ha confirmado que el principal grueso de los usuarios que optó por desplazarse lo hizo en vuelos comerciales, con un total de 4.287.254. De ellos, un poco más de la mitad tuvo origen o destino en una ciudad del Estado español.
No obstante, la actividad internacional obtuvo un récord absoluto en datos históricos, con un aumento del 17%, en el que casi dos millones de usuarios abogaron por conexiones foráneas. Los mayores repuntes se produjeron en Reino Unido, Alemania, Portugal, Marruecos y Bélgica, aunque Italia y Francia continúan siendo los destinos con mayor demanda.
Los datos de diciembre y de las festividades de final de año ayudaron a que el balance anual de tráfico en el aeropuerto de la capital de Andalucía fuera positivo, con 317.734 usuarios, un 16,4% más que en fechas chinoidénticas de 2014. En lo que a las operaciones se refiere, durante todo 2015 se registraron 46.085 vuelos, lo que supuso también un 8,7% más; de ellos, 34.721 fueron vuelos comerciales, mientras que el movimiento de mercancías ascendió un 6%, logrando así sus mejores datos desde 2008.
Con estas cifras referentes al año 2015, el aeropuerto de Sevilla se coloca ahora en el duodécimo lugar en lo que al ranking de aeropuertos españoles se refiere. Las instalaciones de Sevilla superan en esta lista a Bilbao, mientras que el Adolfo Suárez-Madrid Barajas y Barcelona Prat continúan en la cabeza del ranking de forma holgada. La implantación de tres rutas regulares con Fráncfort, Múnich y Düsseldorf también ayudó en la mejora de los datos del aeropuerto de Sevilla, que afronta este año 2016 cargado de optimismo.

Se consolida la franquicia en Sevilla

En estos días de crisis que siguen azotando con fuerza a la ciudad y a la provincia de Sevilla, el sistema de franquicias se ha convertido en una alternativa empresarial cada vez más en auge. Hasta 800 establecimientos de firmas de Sevilla, distribuidos entre España y Latinoamérica, han adoptado esta fórmula de negocio.
Y es que la franquicia se ha convertido en un método de salvación para muchos comercios hispalenses en plena recesión económica, siendo el sector de la hostelería uno de los más beneficiados por este modelo de negocio. El aval y el respaldo de una firma o una marca refuerzan al emprendedor y lo ayudan a sortear en mejor medida las dificultades de intentar trabajar por iniciativa propia en un periodo de convulsión económica y financiera.
El Registro Público de Franquiciadores de la Dirección General de Comercio, órgano que depende del Ministerio de Economía, muestra con sus datos el éxito de la franquicia, que en estos días ha pasado a ser además para muchos sevillanos una forma idónea para proceder a la expansión empresarial.
Aunque los bares y restaurantes acaparan casi todo los focos del éxito de las franquicias, el sector de los idiomas es otra de las parcelas de negocio en las que el sistema de franquiciado y franquiciador más ha triunfado. Hasta ocho academias de origen hispalense trabajan a partir de esta fórmula en la actualidad. Un buen ejemplo de ello es System Centros de Formación, que cuenta con dos negocios propios en la capital andaluza pero que además ya ha propiciado que más de 400 franquiciados se repartan por el resto de España y por países de Latinoamérica.
El ámbito de la franquicia también ha logrado permear en el campo de lo textil. La firma de Sevilla Piel de Toro ya dispone de una red de 62 establecimientos expandidos con motivo de las oportunidades que la franquicia ofrece, siendo la ciudad francesa de Orleans la última en aprovecharse de las virtudes de la marca Piel de Toro. El pasado año 2015 fue el de la consolidación de las franquicias en Sevilla, con marcas como Wonkandy, La Jaboteca, Mandarín Centers o La casa de los disfraces como referentes.